Ahora la robótica es parte de nuestro día a día

 

Desde robots guías en museos hasta cocina robótica, oficialmente estamos viviendo el futuro cinematográfico que vieron nuestros padres.

 

Desde robots guías en museos hasta cocina robótica, oficialmente estamos viviendo el futuro cinematográfico que vieron nuestros padres.

Te encuentras recorriendo un museo y una voz que parece salir de una película animada, se dirige a ti desde una figura humanoide y te invita a hacer el recorrido en su compañía. Luego vas a cenar a un restaurante que alguien te recomendó por alguna curiosa razón y descubres que no hay cocineros, pero que un enorme conjunto de artilugios mecánicos preparan tu plato con maestría y mientras cenas, alguien te muestra un video en el que puedes observar un par de brazos mecánicos, ensamblando una silla de madera sin ningún problema.

No queda más que preguntarte si de alguna manera te colaste por algún extraño portal al mundo de los Supersónicos, aquella famosa serie animada de los años sesenta creada por la dupla de William Hanna y Joseph Barbera, donde de manera profética nos presentaron muchas de las maravillas tecnológicas de las cuales disfrutamos en la actualidad.

Pepper es el nombre que recibe el pequeño robot de color blanco y enormes ojos negros que se desempeña como guía en el museo Smithsoniano de Washington D.C. Allí, te acompaña mientras te comenta sobre la historia del museo y responde tus preguntas para terminar posando contigo en una selfie.

 

 

Si esto podría llegar a ser asombroso, ¿cómo podríamos calificar el hecho de comer exquisitos platillos cocinados y servidos por un robot capaz de preparar varias recetas al mismo tiempo, ordenadas de manera digital en el primer restaurante donde no hay cocineros humanos? Esto ocurre en Spyce que está ubicado en la ciudad de Boston, y es el resultado de la iniciativa de cuatro ingenieros del M.I.T. y la asesoría de el chef Francés Daniel Boulud, ganador de varias estrellas Michelin.

Aunque las ensambladoras de auto-partes son conocidas hace ya bastante tiempo, la novedad en este tipo de maquinaria, hoy en día, está representada en un par de brazos robóticos que son capaces de, no solo armar una silla de madera de manera perfecta, sino de evaluar el procedimiento a seguir una vez que reciben las piezas de manera desordenada y dan inicio a la elaboración de una estrategia a seguir, para culminar todo el proceso en 20 minutos de manera exitosa.

Te puede interesar: Inteligencia artificial: Robots como humanos

No faltará quien piense que nada hay de genial en que un par de brazos robóticos razonen y planifiquen la estrategia a seguir para armar una silla, pero la pregunta obligada sería: ¿qué otra estrategia podrían planificar y llevar a cabo los robots con los que de ahora en adelante nos tocará convivir? No cabe duda que de aquí en adelante nuestra vida cambiará de manera radical y queramos o no comenzaremos a compartir nuestras vidas de manera cotidiana con los robots que ya no son del futuro, sino del inminente presente.

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.