Bill Gates quiere reinventar el inodoro

Con este proyecto la Fundación Bill & Melinda Gates pretende igualmente contribuir a la solución de implementación de estos elementos sanitarios de uso básico para las personas.

Un reinvento de impacto ambiental

Durante el Reinvented Toilet Expo, un evento llevado a cabo en la ciudad de Beijing, en el cual se trataron temas sobre nuevas tecnologías de inodoros, el multimillonario y filántropo Bill Gates, fundador de Microsofot, se lanzó a hablar acerca de un tema que parecería estar muy lejos de lo que maneja generalmente, sorprendiendo a todos con el enfoque que presentó, los inodoros.
   
A través de la fundación Bill & Melinda Gates, el empresario de 63 años presentó una iniciativa para reinventar el inodoro, con un enfoque más social y ambiental que económico o tecnológico, haciendo énfasis durante su presentación en la urgencia de mejorar la forma como los seres humanos manejamos nuestros desechos, y la contribución que esta actividad hace a la destrucción progresiva del planeta.
   
Bill Gates anunció que a través de su fundación ha destinado 200 millones de dólares durante siete años para financiar investigaciones sobre saneamiento, presentando unos 20 novedosos diseños para el procesamiento de residuos e inodoros que eliminan patógenos dañinos y convierten los desechos corporales en agua limpia y fertilizantes.

Inodoros: Básicos pero inaccesibles

Un inodoro es algo que para muchos es un elemento más de la casa, algo básico que ya tenemos o que nos encontramos en cualquier cafetería o espacio público, pero a la vez supone todo un lujo en ciertas ubicaciones y muy difícil de integrar por las características que requiere su instalación. 
   
Con este proyecto la Fundación Bill & Melinda Gates pretende igualmente contribuir a la solución de implementación de estos elementos sanitarios de uso básico para las personas en cuanto a la higiene se refiere, pero del cual alrededor de 2100 millones de personas carecen, debido a la ausencia de agua potable, electricidad y sistemas de alcantarillado en sus lugares de residencia.
   
Bill Gates piensa que los inodoros son un negocio serio, y está apostando en grande a que una reinvención de esta comodidad tan esencial puede salvar medio millón de vidas de niños a través de nuevas estrategias para la esterilización de los desechos humanos y generar más de 200.000 millones de dólares en ahorros. “Las tecnologías que verán aquí son los avances más significativos en saneamiento en casi 200 años”, dijo Gates, mientras exponía sus argumentos y sostenía en su mano un recipiente con heces humanas, que según él podría contener hasta 200 billones de células de rotavirus, 20.000 millones de bacterias Shigella y 100.000 huevos de lombrices parasitarias.

Soluciones que generan recursos

A diferencia de los sanitarios clásicos, estos prototipos no necesitan agua, tuberías, alcantarillas o fosas, de este modo, podrían instalarse en prácticamente cualquier lugar y sobre todo requerirían un menor costo de instalación y mantenimiento, lo que los convierte en candidatos potenciales a ser el sistema de elección en regiones con menos recursos. Con el sistema de funcionamiento de estos inodoros, los residuos se procesan para la reutilización mediante un sistema que convierte los residuos en agua limpia o en fertilizante.
   
Según la OMS, en algunas ciudades más de la mitad del volumen de desechos humanos se filtra hacia el medio ambiente sin ser tratados, sin alternativas rentables a las alcantarillas y las instalaciones de tratamiento de desechos. La urbanización y el crecimiento de la población agravarán la situación, circunstancia a la que Gates presenta como solución, el interesante proyecto desarrollado por el Instituto de Tecnología de California, el cual integra un reactor electroquímico para descomponer el agua y los desechos humanos en fertilizantes e hidrógeno, que pueden ser almacenados en celdas de combustible de hidrógeno como energía.
   
En este mismo sentido, un fabricante japonés de inodoros dijo que los problemas de higiene cuestan cerca de 220 mil millones al año de dólares en costos de mantenimiento, así que estos prototipos no sólo representarían un enorme avance en lo que a bienestar y salud se refiere, sino en la facilidad de instalación y mantenimiento, lo que repercutirá en un gran beneficio económico. 
   
La Fundación Gates indicó que seguramente la demanda inicial para el inodoro reinventado provendrá de lugares como escuelas, edificios de apartamentos e instalaciones con baños comunitarios, pero que a medida que aumente la adopción de estos inodoros de unidades múltiples y disminuyan los costos, surgirá una nueva categoría de inodoros domésticos reinventados. 

La revolución de los inodoros en China

No es coincidencia que Gates escogiera este evento realizado en China para hablar de su proyecto acerca de los inodoros, ya que es precisamente este país el que lleva la bandera en el desarrollo de soluciones para problemas de higiene relacionado a estos utensilios, con campañas que pretenden mostrar y promover una nueva generación de tecnologías, conceptos y sistemas de gestión de inodoros. China está lista para participar en el mercado global de 6.000 millones de dólares gracias a su campaña “revolución de los inodoros” y la inversión de las compañías nacionales en el desarrollo de tecnologías clave, según expertos en salud pública y representantes de empresas en la exposición.
   
“En las últimas décadas, China ha logrado grandes avances en la mejora de la salud y el saneamiento de cientos de millones de personas”, dijo el fundador de Microsoft y filántropo multimillonario Bill Gates el día de la inauguración de la exposición el martes. Dijo que la revolución de los inodoros del presidente Xi Jinping subraya el compromiso de China de acelerar el progreso en materia de saneamiento seguro.

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.