Privacidad del usuario, un tesoro para Apple, un negocio para Facebook

Nada disfruta más el oponente, que la falla de su contrincante, eso es innegable y da ventajas incalculables a quien desde su sillón observa la caída de su rival.

Apple no es la excepción y hoy disfruta las mieles que le proporciona la escabrosa situación que atraviesa Facebook en la actualidad. El porcentaje de bajas de Facebook hasta abril de este año, nada más en los E.E.U.U., ascendía a un 17%, una cifra que hoy, muy seguramente habrá aumentado, traduciéndose inevitablemente en pérdidas importantes para el emporio de Mark Zuckerberg.

La filosofía de ambos gigantes de la tecnología en referencia al uso de datos privados de sus usuarios es diametralmente opuesta. Facebook los ve como mercancía que puede negociar y Apple cree firmemente que esos datos son su tesoro más preciado. Tan cierto es que su manera de encriptarlos es tan compleja que ni el F.B.I. logra acceder a uno de sus móviles, a diferencia de lo que sí puede lograr con un Android, por ejemplo.

Se hace difícil pensar que un gigante como Facebook vaya a caer de manera irreversible dentro del mundo de las redes sociales, en realidad, tiene puntos a favor, por ejemplo:

  • Nunca ocultó que usaría los datos de sus usuarios en el inmenso mar digital, leer o no las letras pequeñas del contrato antes de decir acepto, es decisión del usuario.
  • La enorme necesidad de las personas, de pertenecer a “algo”, y ser “tomadas en cuenta”, por exhibir su vida a través de la ventana digital, es quizá el motivo por el que Facebook es lo que es hoy en día.

Pero también es conocido que hay un público que no perdona, y sentir que tu vida no está expuesta por ti, a voluntad, sino por otro, sin tu consentimiento, puede ser el “David” que derribe al “Goliat” de Mark.

Ya quedó expuesto que la red social más grande del mundo, sigue los pasos de sus usuarios, inclusive en otras webs, dando a Zuckerberg una omnipotencia innegable y es en ese punto donde se centra la crítica que hiciera Sandy Parakilas, ex Director de Operaciones de Facebook, quien en 2011 visualizó la catástrofe por venir, advirtió sobre ella y fue ignorado. Meses después, cansado de nadar contra corriente, deja su cargo, para 6 años después ser testigo del desastre que tarde o temprano sabía que llegaría. Según Parakilas, en Facebook conocían su vulnerabilidad, y no hicieron nada al respecto.

Hay un refrán que dice “Muchacho no es gente grande”, y al parecer, tanto poder para un joven genial, pero quizá inmaduro, no es una buena idea. La mezcla está demostrando lo peligrosa que puede llegar a ser. Un imperio informático, una base de datos incalculable, algo de soberbia, sangre joven, ambición e inexperiencia por la juventud evidente, se parece mucho a la receta para crear un “Semi Dios en Pubertad”, con un juguete muy peligroso: Facebook.

Mientras Apple, cuida con celo la privacidad de sus usuarios, Mark ve a los suyos como fuentes de ingreso que puede negociar con el mejor postor.

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.