La tecnología que obtiene agua del aire

La mayoría de estos proyectos se enfocan en la recolección de agua en lugares donde la escasez es muy alta. 

 

La ciencia al servicio de la humanidad

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 663 millones es el total de personas sin acceso a agua potable mejorada en todo el mundo, y aunque por primera vez la cifra baja de los 700 millones, sigue siendo aún demasiado alta.
   
Diferentes proyectos se encuentran en desarrollo a nivel mundial con el fin de brindar una solución a este problema, uno de ellos es el concurso XPrize, creado en 2016, con el fin de contribuir al alivio de la escasez global de agua, recompensando a diseñadores que trabajen en la investigación de maneras de obtener agua potable, que en su más reciente versión, dejó como ganadores al arquitecto David Hertz y su colega Rich Groden, quienes recibieron como premio una inyección de 1,5 millones de dólares para el desarrollo de su investigación, con la cual deben demostrar que su proyecto puede obtener mínimo 2.000 litros de agua por día, a un coste inferior de 2 céntimos por litro. 
   
El proyecto llamado WeDew es un sistema de agua alimentado por energía producida a partir de madera, funciona con un sistema combinado de dos dispositivos distintos: Skywater, un generador que imita a una nube, el cual enfría el aire caliente y almacena la condensación resultante dentro de un tanque. El agua en el interior del contenedor se puede obtener a través de un grifo o una fuente de agua.  El proceso de condensación requiere electricidad, así que los arquitectos también han incorporado un gasificador de biomasa en el sistema como fuente de energía de bajo costo, el cual utiliza materia orgánica y la vaporizan para producir un gas que mezcla hidrógeno, dióxido de carbono y monóxido de carbono que sirve como combustible.  
   
Otro de los proyectos exitosos que reveló el concurso XPrize se refiere al de los subcampeones del mismo, quienes recibieron un premio de 150.000 dólares para el desarrollo de un sistema de energía eólica que extrae agua de la atmósfera, con sede en Hawaii, el cual puede producir más de 30 litros de agua potable por hora.

Proyectos con futuro

Un proyecto similar es el de Marc Parent, inventor y empresario francés, quien considera que su tecnología pionera para extraer la humedad del aire utilizando la energía eólica ofrece una solución a este problema generalizado, debido a que las personas han utilizado molinos de viento durante miles de años para transformar la energía eólica en fuente de energía, y si bien los molinos de viento quedaron un tanto olvidados durante el siglo XX, en la búsqueda actual de fuentes de energía sostenibles y respetuosas del medio ambiente, los molinos forman nuevamente parte del paisaje. 
   
El proyecto de Marc Parent añade una dimensión innovadora a esas máquinas emblemáticas y a su utilización. Tiene la apariencia de un molino de viento común y funciona como un molino clásico en la medida en que extrae la energía del viento para generar más energía. No obstante, es singularmente distinto en cuanto a que no bombea agua, sino que en realidad la produce, al extraer la humedad del aire mediante un proceso de condensación, en lo que el define “más que una máquina que produce lluvia”, pero esta agua queda almacenada.
   
Científicos de la Universidad de California, Berkeley, también desarrollaron un dispositivo que puede obtener agua potable del aire utilizando el calor del sol, mediante un prototipo que puede producir aproximadamente 0,21 litros de agua en 24 horas, que es suficiente para mantener a una persona hidratada. Los científicos señalaron que aumentar este sistema sería relativamente fácil y que sería muy valiosa su aplicación en áreas afectadas por desastres naturales. 

Agua en el desierto

La mayoría de estos proyectos se enfocan en la recolección de agua en lugares donde la escasez es muy alta, como los desiertos. Este es el caso de una recolectora de aire fabricada también en la Universidad de California con un nuevo material metalorgánico, la cual ha demostrado su eficiencia a muy baja humedad, funcionando a temperatura ambiente con luz solar y sin energía adicional puede obtener agua en el desierto. 
   
Otro de estos proyectos llamado Watermill genera agua potable de la humedad del aire, mediante la utilización de la electricidad de tres bombillas, para condensar y depurar  la humedad del aire, transformándola en agua potable. La máquina presentada en el distrito Flatiron de Manhattan, parece una bola de golf gigante cortada a la mitad, tiene unos 90cm de diámetro, está hecha de plástico blanco y va sujeto a la pared. Funciona haciendo circular el aire a través de unos filtros que eliminan el polvo y las partículas, para luego enfriarlo justo por debajo de la temperatura a la que se forma el rocío. El agua condensada pasa posteriormente por una cámara de autoesterilización que utiliza la luz ultravioleta para erradicar cualquier posibilidad de bacterias e infecciones, para finalmente ser filtrada y conducida por una tubería hasta el frigorífico o el grifo de la cocina del propietario.
   
El Watermill tiene un gran atractivo para los conservadores ambientales, ya que el agua embotellada constituye una catástrofe ecológica, lo cual podría incentivar la producción en masa de este producto que incluso podría representar una importancia parecida a la de la aparición del horno microondas, y con un costo de tan sólo 0,30 dólares por litro, el agua del WaterMill es mucho más barata que la embotellada, por lo que se pagaría sólo en un par de años.   
   
El aparato deja de ser eficaz por debajo de un nivel de humedad relativa del 30%, algo frecuente hacia el final del día en estados como Arizona. Para resolver este problema, la máquina cuenta con un ordenador inteligente incorporado a su rendimiento: cuando la humedad es más elevada la reduce en las horas en las que el calor del sol seca el aire.
   
Otro de estos proyectos es el desarrollado por la empresa asturiana Teexmicrom, una tecnología capaz de abastecer agua procedente de la atmosfera mediante el enfriamiento del aire por debajo de su punto de rocío gracias a la comprensión mecánica y a la tecnología frigorífica. Una vez condensada el agua, se somete a un proceso de potabilización gracias a la utilización de filtros y rayos UV. Este proyecto puede llegar a ser tan eficiente, que podría llegar a ser implementado por una cadena hotelera en uno de sus hoteles en Dubai.

Apoyo y financiamiento

Estos innovadores proyectos que plantean una importante solución a un problema cada vez mayor como la escasez de agua potable enfrentan varios desafíos para comercializar su tecnología, especialmente porque sus usuarios finales, las personas que necesitan agua, no cuentan con recursos para comprarla, y no es un secreto que la escasez de agua es una cuestión con un alto componente político, por lo cual se requiere la financiación de los gobiernos y los organismos de ayuda.
   
Es sumamente importante y necesario continuar invirtiendo en estas tecnologías y mejorándolas en vista del ritmo del desarrollo tecnológico. La aparición de nuevas maneras de aplicar la tecnología a la solución de problemas realmente importantes y prioritarios demanda a todos los sectores implicados, desarrolladores, creadores, financistas y en especial los gobiernos, a disponerse a darle un lugar especial a estos proyectos.

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.