Una mujer con la firme convicción de que todo es posible, ella es Varinia Jouvin

SI PUEDES SOÑARLO, PUEDES ALCANZARLO

Si los sueños fueran una persona, esa sería Varinia. Dulce, firme, decidida, con una mirada que invita a imaginar cosas bellas, dos ventanas que desnudan su alma, su trabajo, su entrega, su fuerza, la superación y sus triunfos. Hoy conozcámosla a fondo y entendamos su SECRETO.

Todo es posible

Varinia Jouvin, CMO

– Mamá, veamos esa casa.

– Hija, no podemos, no tenemos dinero para comprarla.

Pero ¿cómo así? Si tú siempre me has dicho que no hay nada imposible. Vamos a verla.

A lo mejor no era la primera vez que Varinia Jouvin entendía que a veces, las lecciones más valiosas de la vida provienen de las situaciones o personas menos esperadas. Así que, sacó una cita para entrevistarse con el dueño de la casa e incluso, cuando visitaron el lugar, su hija escogió su habitación preferida.

Aunque en ese momento, esta verdadera luchadora no se encontraba en su mejor situación económica y personal, su pequeña hija le recordó lo que siempre había llevado como bandera: ¡Todo es posible! Resultaría sencillo pensar que todo es posible cuando no hace falta nada, pero ¿qué sucede cuando lo has tenido todo y lo pierdes, sin más ni más?

Varinia creció en una familia ecuatoriana acomodada y donde el dinero jamás fue un problema, pues su padre trabajó toda su vida en la industria farmacéutica y eso les daba para vivir muy bien. Así que cuando era niña, la única entre sus hermanos, tuvo el privilegio de hacer deportes, participar de grupos culturales e ir a las mejores instituciones educativas.

Varinia Jouvin
Varinia Jouvin, CMO y Media Manager 

Aún cuando el dinero no era una preocupación, siempre fue lo suficientemente independiente como para incluso, empezar a trabajar desde sus quince años en un teatro local hasta cumplir la mayoría de edad.

Pero ocurriría lo impensado, un factor externo caería sobre su familia como una desgracia, ya que con el proceso de dolarización en Ecuador, su familia perdió todos sus ahorros y por ende, sus posibilidades de aspirar a que sus padres costearan su educación superior.

Varinia, que ha sido una guerrera de mil batallas, aceptó el reto y se adaptó a lo que viniera, por lo que siguió trabajando para pagar su educación sin reproche alguno. Fue una buena amiga quien le habló maravillosamente de la producción de televisión y es por ello que fascinada, ingresa a la vida universitaria en el área de la producción audiovisual y televisiva; y, gracias a su mejor característica de proponerse ser excelente en todo lo que emprenda, los directivos la invitan a ser parte de su equipo de producción.

Ser excelente es más que simplemente jugar a destacar, exige demandarse a sí mismo ir más allá de lo que esperan de ti, ver más allá y cuestionarlo todo, ser la única mujer de entre sus hermanos hombres, despertó en ella la convicción de hacerse valer de sus capacidades para alcanzar lo que se propusiera, de ser independiente, de no aceptar tratos diferenciales solo por ser mujer y luchar por su propio éxito, que no tiene géneros ni ve edades, ni religiones, ni razas.

Es con esta filosofía de vida que a través de los años, forma un hogar con una hija que el día de hoy es la luz de sus ojos. Esa misma filosofía la lleva a emprender negocios con quien fue su pareja por años. En esa vida de empresaria, trabajó en áreas de producción de eventos organizando conciertos con artistas importantes en su país; además de ello, juntos iniciaron exitosos negocios, como lo fue El Aguacate: un prestigioso restaurante de comida típica en Ecuador.

Hasta ese instante, aquel emprendimiento era el más grande que Varinia había hecho, sobre todo por el tiempo invertido en crearlo, hacerlo surgir, mantenerlo en pie y hacerle ganar una respetada reputación entre comensales más exigentes. Sin embargo, una serie de dificultades personales la llevaron al cierre de este negocio y sucesivamente, hacia una situación que ella jamás había vivido.

Su espíritu guerrero también le añadió valor a la luz que le daba su hija en un momento tan oscuro, pues fue difícil llevar la imagen de la mujer exitosa cuando no tenía ni para alimentarse

Para una mujer que siempre lo había tenido todo, que era reconocida como una mujer exitosa, brillante, una visionaria de espíritu libre e independiente, que ahora atravesaba el fin de su matrimonio, una hija pequeña y deudas que la dejaron con la moral por el suelo, sin dinero o esperanzas de recuperarlo o reemprender un negocio igual de exitoso, con conflictos personales que intentaron debilitar su espíritu; su hija fue la única razón para llevar su cruz sin desmoronarse por completo.

Era la única fuerza que tenía para seguir adelante a pesar de abrir sus ojos a una casa vacía y la preocupación de no tener qué darle de comer a su hija. Es por ello que decide desvincularse de todo lo que era su vida hasta ese momento, mientras se adaptaba a este nuevo cambio o sencillamente, abrirse a nuevas posibilidades.

No desmoronarse fue lo más sabio que hizo Varinia para tomar fuerza, además, porque sabía que salir adelante estaba completamente en sus propias manos. Es en estos momentos que conoce de un amigo sobre las redes de mercadeo y los beneficios que ofrecía; por lo que, como empresaria, pone en la balanza lo que costaría volver a iniciar un negocio tradicional o la oportunidad de emprender en un negocio que le ofreciera libertad financiera por menos.

En el mundo de los negocios multinivel, conoce a Fred y Deison, entablando una cercana amistad; pronto, conecta con la visión de transformar vidas a través de las innovaciones tecnológicas y pronto empiezan a visionar lo que sería Magitek.

Si tienes una visión que impacta vidas, lucha por ella hasta verla convertida en realidad sin importar lo demás

No fue sencillo para la gente cercana a Varinia, que con su situación rechazara ofertas laborales de toda índole que cualquier persona cuerda jamás rechazaría y sobre todo, en una situación tan precaria en la que se encontraba.

El adjetivo loca” le quedó pequeño a toda la gente que criticó su decisión de entregarse por completo a esta visión; batalló con su gente cercana sólo porque ella deseaba tener esa posición en la cual pudiera repartir luz cuando estaba apenas saliendo de su oscuridad.

Varinia, que estaba empezando a experimentar cambios positivos en su vida y convencerse de que podría avanzar hasta resolver sus dificultades personales y financieras, deseaba entonces ser un catalizador del sí es posible”, y el del todo es posible”. Su mensaje era claro: Si tienes una visión que impacta vidas, lucha por ella hasta verla convertida en realidad sin importar lo demás”.

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *