La velocidad del avance de la tecnología

Esta realidad nos demanda un cambio importante de mentalidad, una evolución en la manera como percibimos el mundo.

Cambios cada vez más  veloces

Cada día cuando miramos a nuestro alrededor nos damos cuenta de que poco a poco la tecnología hace cada vez más parte de nuestras vidas. La velocidad a la que experimentamos estos cambios es impresionante y se encuentra en continua aceleración. Esta realidad nos demanda un cambio importante de mentalidad, una evolución en la manera como percibimos el mundo.
   
Los avances que anteriormente se tardaron casi una generación en darse ahora no tardan más de una década. Por ejemplo, los smartphones tardaron sólo la mitad de tiempo en reemplazar a sus antecesores de lo que la banda ancha tardó en reemplazar a la conexión telefónica.
   
Más allá del Internet, las criptomonedas y los dispositivos cada vez más avanzados, la electrónica, astrofísica, bioingeniería y medicina tienen y tendrán gran impacto en nuestras vidas. Así mismo, el avance en el desarrollo de nuevas tecnologías ha llevado a que las investigaciones en estos campos reduzcan sus tiempos y costos, presentando resultados a una gran velocidad.

En busca de beneficio humano

La investigación biológica avanza de manera tan asombrosa que ya no nos sorprende el hecho de que en poco tiempo podremos poner una gota de sangre en un pequeño recipiente portátil y recibir no sólo un diagnóstico de nuestros síntomas en menos de una hora, sino también el mejor tratamiento posible en base a nuestro perfil genético específico e individualizado. Todo gracias a los avances tecnológicos aplicados a la investigación del genoma humano.
   
Una de las soluciones que se pretenden a alcanzar con los avances en bioingeniería es en relación a la necesidad de las personas que necesitan el transplante de algún órgano. La científica Joan Nichols, directora asociada de investigación de la UTMB (University of Texas Medical Branch), tiene un pulmón humano vivo en una botella en la Universidad de Texas. Este pulmón es el resultado de una hazaña de bioingeniería que nadie imaginaba que fuese posible y que se ha llevado a cabo sin ninguna subvención. Si el experimento tiene éxito podría ser una solución para las 1.600 personas que están a la espera de un trasplante.   
   
Igualmente, los avances en medicina podrán experimentar grandes cambios con tecnologías como el Big Data. La evolución informática no sólo han logrado avances en las investigaciones, sino también en el campo de la experimentación de procesos y procedimientos enfocados a la elaboración de medicamentos, la experimentación de posibles tratamiento y vacunas, y sus proyecciones.

Alcanzando el futuro

Los asombrosos avances en el campo de la astrofísica podrían consolidarse en los próximos 15 años, con los que podrían obtenerse respuestas a muchas inquietudes que por mucho tiempo se han tenido con respecto al espacio y las estrellas.
   
Gracias a la creación del “Gran telescopio para rastreos sinápticos” (Large Synoptic Survey Telescope o LSST), un telescopio de 8,4m que se está construyendo ya en el norte de Chile y se espera que empiece a funcionar en 2022. Con éste no sólo se podrá catalogar la luz visible del universo, sino también de lo que no podemos ver, incluso consolidar los proyectos que ya han comenzado a mapear la materia oscura.     
   
La electrónica está siendo revolucionada gracias a los avances en ingeniería cuántica, que podrían llevar a la manipulación perfecta de la materia a escalas tan pequeñas y a la creación de nuevos sistemas bidimensionales.
   
Estos sistemas serán capaces de aprovechar las propiedades mecánico-cuánticas de la materia para producir nuevos materiales con nuevas y apasionantes aplicaciones en campos como la electrónica y la construcción. Esto representa una realidad mucho más allá de la impresión en 3D, debido a los avances que han permitido a los científicos “imprimir” átomo a átomo, dando lugar a materiales con propiedades especiales, como el grafeno o los nanotubos de carbono.
     
En áreas no menos importantes o trascendentales como la mecánica automovilística, la tecnología avanza igualmente a pasos agigantados. Los coches autónomos son uno de estos avances, con la implementación de tecnología robótica e inteligencia artificial, en los que igualmente se experimentan nuevas tecnologías para las energía renovables. 
   
Es precisamente en este campo donde lo que parecía ser un sueño de los activistas ambientales puede ser una gran esperanza. Con métodos alternativos para la producción de energía responsable con el medio ambiente como las células fotovoltáicas, la evolución de los paneles de energía solar, los sistemas para aprovechar al máximo la energía eólica, y muchos otros más.

Robótica e Inteligencia Artificial 

La tecnología nos sorprende en el área de la robótica, ya que cada vez son más los procesos realizados por el humano que se van asignando a las máquinas. Sobre todo en la industria donde la robótica industrial evita trabajos peligrosos a las personas, entre otras ventajas, más aún cuando están soportadas en software de inteligencia artificial. Los procesos sistematizados son cada vez más implementados en las situaciones cotidianas de la vida humana. 
     
Con creaciones como Sophia, un robot humanoide desarrollado por la compañía Hanson Robotics con sede en Hong Kong, que ha sido diseñada para aprender y adaptarse al comportamiento humano y trabajar con humanos, y la presentación de la agencia de noticias Xinhua de una pareja de presentadores virtuales de noticieros televisivos, podemos preguntarnos si estamos viviendo ya ese futuro que en muchas ocasiones nos visualizaron las películas y los libros de ciencia ficción. 

Somos un centro de innovación tecnológica, siempre estamos buscando cuáles son las novedades que aparecen constantemente en el mundo digital, para compartirlas contigo a través de nuestro blog, así podrás estar al día siendo parte activa de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Amamos lo que hacemos y es la fuerza que nos lleva a seguir adelante.